PASIÓN Y CORAZÓN: UN AÑO ENTREGANDO JÓVENES A LA MÚSICA EN EL SANTUARIO

La pasión por la música y un proceso de 5 años
llevó a un grupo de 40 jóvenes de El Santuario a
emprender un viaje para cumplir sus sueños en la
música: la creación de la Corporación Cultural
Pasión y Corazón, la cual tiene dentro de su principal programa la Filarmónica de El Santuario, un
proceso que en tan solo un año de creación ya es
conocido en el exterior.


Tan solo el año pasado cerca de 40 niños y jóvenes
participaron de múltiples conciertos en el Teatro
Matacandelas, se realizó una gira en México, se
creó la Orquesta Binacional Mexicolombiana, se
realizaron conciertos en diferentes municipios del
departamento, fueron dirigidos en tierra mexicanas
por el maestro Arturo Márquez, conciertos con la
agrupación medellinense La Montaña Gris y participación importantes eventos de región (entrega de
doble calzada Marinilla – El Santuario), entre otros
eventos de de carácter privado. Este año también
se logró un reconocimiento otorgado por los seguidores que le dieron un voto de confianza en los Premios lo Mejor de Oriente, donde recibieron el
premio a como mejor grupo musical de la región.
Las apuestas para este año son grandes, ya que en
la Segunda Versión del Festival Internacional de
Música que se desarrollará en El Santuario contarán con la presencia de un grupo de jóvenes provenientes de procesos musicales y sociales similares
a los de El Santuario en Argentina y México. “Destacamos este año el trabajo que desarrollaremos con
la agrupación antioqueña Tr3s de Corazón, con
quienes estaremos grabando dos obras en los
próximos meses. También le apostaremos a continuar extendiendo los servicios de la corporación a
otros municipios de la región, ya que algunos músicos de municipios vecinos hacen parte del proceso”, aseguró Alejandro Vásquez, director de la Corporación Pasión y Corazón. Además este proceso
social también tiene invitaciones este año en para
estar en festivales en Argentina y México.
Por el momento siguen trabajando en la gestión de
proyectos con la empresa pública y privada para
continuar financiando el proceso, que hasta ahora
se solventa por medios propios y la vinculación de
algunas empresas de la región.