HECTOR GIRALDO ZULUAGA

“Quien muere en el amor del señor, no morirá para siempre”

Esposa e hijos agradecemos a todas las personas que nos acompañaron en estos
momentos tan difíciles, en la convalecencia y muerte del señor Héctor Giraldo Zuluaga a causa de un infarto el 21 de noviembre en la clínica León XIII de la ciudad de Medellín.
Héctor fue un gran esposo, abnegado y fiel en el amor, casado con Ninfa Zuluaga.
Un padre ejemplar, que siempre estuvo al cuidado de sus cinco hijos: Yolima, Wilmar,
Yesica, Mónica y Katerine.
Un abuelo excepcional, nunca le faltó una dosis de ternura para darle a sus cuatro nietos:
Emanuel, Mateo, Matías y Samuel.
Fue una persona muy alegre y jovial, así lo recuerdan todas las personas que lo conocieron: tanto en el trabajo como sus familiares y amistades.
Fue muy servicial, siempre estuvo atento a todo aquel que requería de su ayuda.
Su gran pasión fue la música, durante toda su vida siempre lo acompañó una guitarra,
llenando con dulces melodías su entorno familiar.